LA DIPUTACION DE MALAGA CIERRA 2017 CON UN SUPERAVIT DE 52 MILLONES

La Diputación de Málaga cerró el ejercicio de 2017 con un superávit de 52,2 millones. Una cantidad que permitirá a la institución provincial destinar una parte al pago de la deuda pendiente, con lo que adelantaría en seis meses, a junio de 2018, el objetivo de deuda cero, y el resto irá a inversiones en los 103 municipios.

Así lo ha expuesto esta mañana el presidente de la institución, Elías Bendodo, en una comparecencia junto a la diputada de Economía y Hacienda, Francisca Caracuel, en la que ha sacado pecho de la gestión económica realizada por el equipo de gobierno del PP desde su llegada a la Diputación en 2011 y que ha permitido “sanear” las arcas del ente supramunicipal.

Bendodo ha explicado que de esos 52,2 millones por ley debe destinar diez al pago de la deuda, pero que su objetivo es añadir cinco más para que en junio se alcance la deuda cero con los bancos. A 31 de diciembre de 2017, la deuda viva con las entidades financieras era de 25,5 millones por lo que se liquidaría con lo previsto en el presupuesto de 2018 y lo proveniente del superávit. Sobre los 37,2 millones restantes, ha anunciado que abrirá una negociación con el resto de grupos de la Diputación para concretar su destino y ha recordado que en las cuentas del presente año se incluían actuaciones propuestas por Ciudadanos por importe de 3,8 millones que se financiarán con el remanente de 2017.

Elías Bendodo ha aprovechado estos buenos datos económicos para hacer balance de la ejecución presupuestaria entre 2012-2017, un periodo en el que se ha conseguido que la Diputación sea “una institución saneada, que inyecta y apoya económicamente a los municipios más pequeños de la provincia, que contribuye a la generación de riqueza y empleo a través de las inversiones y que cumple con creces con sus proveedores”.

Bendodo ha destacado “el alto porcentaje” de ejecución presupuestaria en estos seis años con una media del 82%, lo que supone “veinte puntos” por encima de lo realizado por las anteriores corporaciones gobernadas por el PSOE y que desde 2012 la Diputación ha aportado 402 millones a los municipios, lo que supone una media anual de 67 millones y un 60% más que anteriormente, “contribuyendo a mejorar su situación económica y facilitando su prestación de servicios a la ciudadanía”.

Ha añadido que en los últimos seis años se han ejecutado inversiones por valor de 385 millones de euros -328,6 destinados a infraestructuras y equipamientos en los municipios y 56,4 millones en carreteras y edificaciones del patrimonio provincial- y que la media del porcentaje de ejecución se ha situado en el 75%. “La Diputación es la institución que más invierte en la provincia”, ha remarcado el presidente de la institución.

Respecto al pago a proveedores, Elías Bendodo ha detallado que en 2017 se abonaron facturas por valor de 47 millones y que en los últimos seis años, el pago total por contratación de obras, suministros y servicios ha sido de 240 millones. El periodo medio de pago a proveedores se situó el pasado año en 4,88 días y que en enero de este 2018 ha sido de 3,6 días. “Eso quiere decir que si un proveedor trae una factura el lunes, la cobra el jueves”, ha afirmado el presidente de la Diputación, quien ha destacado la eficacia del área de Economía y Hacienda de la institución.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies