Home DEPORTES AL-THANI RECHAZA LA ACUSACIONES Y DICE QUE LA ADMINISTRACIÓN JUDICIAL PONE EN RIESGO AL MÁLAGA

AL-THANI RECHAZA LA ACUSACIONES Y DICE QUE LA ADMINISTRACIÓN JUDICIAL PONE EN RIESGO AL MÁLAGA

14 views

Al-Thani rechaza las acusaciones y dice que la administración judicial pone en riesgo al Málaga

La defensa del jeque Abdullah Al-Thani, propietario del Málaga CF, ha presentado este lunes ante la Audiencia Provincial de Málaga un recurso de apelación contra la medida cautelar decretada por la titular del Juzgado de Instrucción número 14 de Málaga, de nombrar una administración judicial del club y de la sociedad NAS Football, rechazando las acusaciones y reclamando recuperar el control del equipo, al indicar que esa administración lo «pone en riesgo».

Así lo ha informado a través de un comunicado, apuntando que dicha administración judicial «es ilegal y desproporcionada, carece de pruebas o evidencias concretas, vulnera derechos fundamentales y ya está causando perjuicios al club».

El recurso destaca «la publicidad y transparencia» de las cuentas del club, recordando que están supervisadas por la Liga de Fútbol Profesional y sujetas a auditoría por la firma Ernst & Young, rechazando las acusaciones que originaron esta causa, que surgió tras la querella de los pequeños accionistas.

Estas acusaciones se centraban en dos aspectos; por un lado, haber dispuesto de líneas de crédito y préstamos del club a través de la sociedad NAS a título personal y, por otro, haber percibido salarios como miembros del Consejo de Administración con facultades directivas.

Desde la defensa han rechazado el intento de criminalizar estos préstamos, evidenciando que «están todavía vigentes, han sido parcialmente reembolsados y reflejados con claridad en las cuentas y su amortización se está cumpliendo según las condiciones establecidas que incluían un interés del 7,5 por ciento, claramente beneficioso para el club».

«Este hecho evidente desmonta la acusación de una supuesta desaparición de fondos de más de ocho millones de euros que carece de fundamento», han indicado en el comunicado, apuntando la defensa de Al-Thani y su equipo gestor, respecto a los salarios percibidos, que es «la remuneración correspondiente a sus funciones como equipo directivo, por importes inferiores a los que se percibían antes de la llegada de Al Thani al club».

Además, han precisado que «fueron cancelados en 2019 como parte de las medidas incluidas en el Plan de Viabilidad elaborado por el club y que fue aprobado por la Liga de Fútbol Profesional».

En el recurso presentado, la defensa recuerda la historia y evolución del club desde la llegada de Al-Thani hace ya más de 12 años, incidiendo en «el notable esfuerzo personal realizado al invertir más de 150 millones de euros para saldar las deudas y rescatar al equipo de una situación que amenazaba su propia supervivencia».

«En este período, el club alcanzó las cotas más altas de éxitos y reconocimiento deportivo, clasificándose como cuarto de la liga para la Champions League», han señalado, apuntando que, sin embargo, debido a las deudas anteriores a la entrada de Al-Thani, el Málaga fue sancionado por la UEFA con un año sin competir en Europa, reduciendo unos ingresos considerables con los que se contaba.

Esta situación, unida a la evolución deportiva del Málaga, condujo finalmente al descenso a segunda división, «profundizando en una situación que ha provocado diferentes cambios de gestión centrados en adaptar las estructuras del club y recuperar económica y deportivamente al equipo».

«El compromiso de Al-Thani con el club es total», han indicado en el comunicado, señalando que «el nombramiento hace apenas cuatro meses de Richard Shaheen como nuevo director general con amplia experiencia internacional y la puesta en marcha de un plan de impulso son clara muestra de los esfuerzos y compromiso desplegados por Al-Thani con el futuro del Málaga CF y con la cuantiosa inversión desembolsada en él que el auto apelado no considera».

Apuntan a que «carecen de sentido» las acusaciones sobre préstamos y salarios que en total suman cuantías limitadas «respecto al enorme esfuerzo económico realizado a título personal por Al-Thani, con el desembolso de más de 150 millones de euros».

Así, el equipo de gestión ahora cesado destaca que «la intervención del club y el nombramiento de un administrador judicial sin experiencia específica en este entorno deportivo pone en riesgo una evolución positiva en estos últimos meses en los planos tanto deportivo como económico».

Al respecto, ha dicho que «un claro ejemplo es la reciente decisión del administrador judicial de vender a un jugador como Antoñin por un precio sensiblemente inferior al de otras ofertas recibidas con antelación».

CAMBIO DE CRITERIO EN LA FISCALÍA

El recurso recuerda que estas medidas cautelares ya fueron rechazadas por la Fiscalía y el juzgado en un auto de 13 de enero pasado y que «ahora se ha cambiado radicalmente de criterio, sin que se hayan producido nuevos hechos de consideración en este tiempo».

En concreto, destaca que «ni se ha aportado un informe pericial de la contabilidad o gestión desleal que se plantea en la acusación, ni se ha hecho una mínima intervención inicial que determine el origen o la cuantía del perjuicio sufrido derivado de esas supuestas actuaciones perjudiciales para el club».

De hecho, el equipo de gestión de Al-Thani ha indicado en el comunicado que «no se ha presentado ninguna evidencia de estar incumpliendo las exigencias de la Liga Profesional, ni tampoco que se esté incumpliendo el plan de viabilidad presentado y aprobado por la Liga y que ya estaba ofreciendo resultados alentadores».

Respecto al informe de la UDEF que se menciona en el auto, han afirmado que «ellos mismos advierten de sus carencias profesionales como auditores, no analizan ni investigan delito de blanqueo alguno y que no solicitan la administración judicial».

Han recordado que «el control de la actividad económica del Málaga CF ya viene siendo ejercido por la Liga Nacional de Fútbol Profesional desde hace varias décadas, al tratarse de una Sociedad Anónima Deportiva», ya que estas sociedades «están sometidas a un intenso control por parte tanto de la LNFP y del Consejo Superior de Deportes, que tiene delegada la competencia exclusiva por los clubes sobre las funciones de tutela, control y supervisión económica sobre ellos mismos».

Respecto a otras acusaciones relacionadas con supuestos delitos como blanqueo de capitales, el recurso destaca «la carencia de contenido que permita sustanciar tal acusación». De hecho, han dicho que en los informes policiales «se menciona por error, pero ni se analiza, ni se investiga, ni se concluye, la existencia de prueba alguna al respecto».

Así, en el recurso se resalta «el gravísimo error cometido por el Grupo III de la Unidad de Blanqueo de sustituir el delito de acuerdos abusivos por el de blanqueo de capitales, que ha producido un error en cadena del ministerio fiscal y del juez, al introducir este delito, que es inexistente y sobre el que no se detalla la más mínima operación e indicio, y que obedece a la errática actuación de la policía en su informe».

Según ha indicado en el comunicado el entorno del propietario del club, «es entendible el descontento con la actual situación del Málaga CF y se puede aceptar que existan discrepancias en la forma de gestionar el negocio del fútbol pero, especialmente frente a grupos minoritarios de accionistas, estas discrepancias deben situarse en un contexto meramente mercantil».

Ha indicado que «la vertiente penal incorporada en las acusaciones y la tergiversación que se ha evidenciado en muchas informaciones que se han difundido en los últimos días, no benefician en absoluto al objetivo común de la recuperación del club».

La defensa del propietario del Club, desplegada por un equipo de abogados del despacho Baker McKenzie –integrado por los letrados David Díaz, Jesús Santos, Victor Mercedes, Juan Pedro Cortés y Enrique Silvente, entre otros– anuncia, por lo demás, ulteriores acciones «en relación con las decisiones del Administrador judicial que causen perjuicios al club».

Espacio patrocinado por InmoMálaga, tu nueva inmobiliaria de confianza