Home MÁLAGA SALADO VE UN DISPARATE INSINUAR QUE NO SE PASA DE FASE PORQUE MALAGUEÑOS NO CUMPLEN RECOMENDACIONES

SALADO VE UN DISPARATE INSINUAR QUE NO SE PASA DE FASE PORQUE MALAGUEÑOS NO CUMPLEN RECOMENDACIONES

20 views

Salado ve un disparate insinuar que no se pasa de fase porque malagueños no cumplen recomendaciones

El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, ha mostrado este domingo su rechazo «total» a quienes insinúen o afirmen que los malagueños no cumplen con las recomendaciones de las autoridades durante la pandemia del COVID-19 y ha asegurado que «no es verdad que los malagueños estén incumpliendo ahora las directrices ni siendo peores ciudadanos que los de otros territorios». «Es un disparate afirmar eso», ha apostillado.

Además, ha mostrado su preocupación, «más allá del perjuicio económico y de empleo para la Costa del Sol» con el hecho de que Málaga no pase a la siguiente fase de la desescalada; por otra consecuencia de esta decisión del Gobierno, ya que «se está induciendo a la población al gravísimo error de pensar que esto es una competición en la que se premian los méritos de unos y los errores de otros, como si estuviéramos en una perversa liga de civismo o incivismo, de aprobados o suspensos».

Salado, en redes sociales, ha mostrado, por tanto su rechazo a insinuar que los malagueños no cumplen recomendaciones, asegurando que ha habido estudios de movilidad realizados por consultoras tecnológicas «que prueban que hemos sido una de las provincias en las que la población ha sido más disciplinada y se ha quedado más en casa durante estas largas semanas de confinamiento».

«No es verdad que los malagueños estén incumpliendo ahora las directrices ni siendo peores ciudadanos que los de otros territorios», ha asegurado, advirtiendo de que «es un disparate afirmar eso».

Más aún, ha dicho que «desde luego es una falacia absurda, un despropósito científico, pensar que en apenas cinco días de desescalada eso se ha reflejado ya en los datos de incidencia de la enfermedad que ha usado el Gobierno para dejarnos en fase cero. Quien diga eso miente y sólo pretende provocar conflictos entre la población, crear ciudadanos de primera y de segunda».

«No vamos a permitir que se denigre a los malagueños», ha dejado claro el también presidente de Turismo y Planificación Costa del Sol.

PIDE TRANSPARENCIA AL GOBIERNO

Por otro lado, Salado ha vuelto a insistir en que el Gobierno «tiene que ser mucho más transparente y contar más con el resto de administraciones si quiere que salgamos con éxito de esta crisis sanitaria y económica histórica».

A su juicio, el Ejecutivo central «está llevando a cabo una política opaca, anunciando medidas sin aclarar sus criterios, discriminando territorios frente a otros, contribuyendo a la confusión de los ciudadanos».

En este punto, ha puesto como ejemplo su pacto con Coalición Canaria «para garantizar que los ERTE se prolongarán el tiempo que sea necesario sólo para el sector turístico canario, dejando a los demás destinos, y a cientos de miles de trabajadores y a miles de empresas, en la incertidumbre».

«La Costa del Sol no puede tolerar eso y nos tendrán enfrente contra cualquier intento de discriminarnos», ha insistido el presidente de la Diputación y de Turismo y Planificación Costa del Sol.

Salado, de igual modo, ha criticado que este lunes es cuando se produce el cambio de fase en la desescalada en gran parte de España «y seguimos sin recibir una explicación razonable y creíble sobre los motivos por los que toda la provincia de Málaga se queda en la fase cero, la misma que territorios muchísimo más castigados por la maldita enfermedad».

«Esta decisión del Gobierno, que no ha atendido la petición de la Junta ni los datos sanitarios de la mayoría de los distritos de nuestra provincia, supone un durísimo golpe para la imagen y para nuestra estrategia de recuperar la actividad turística en la Costa del Sol como destino seguro», ha dicho.

En este sentido, ha lamentado el «perjuicio brutal» de esta decisión del Gobierno «que nos señala» porque «la seguridad sanitaria y la promoción de un destino libre de coronavirus, de un destino seguro, es la principal línea de acción de la estrategia que hemos elaborado con un importante grupo de expertos de prestigio internacional».

«Es la piedra angular de nuestro decálogo de medidas como destino, y separarnos de otros destinos que sí pasan de fase tenía que haber estado más justificado y razonado. Sin margen para las dudas y sospechas que ahora tenemos todos», ha indicado.

Para Salado, «es un estigma injustificado e injusto, porque la Costa del Sol ha mostrado en las últimas dos semanas mucho mejores indicadores de evolución de los contagios y de la enfermedad que otras zonas turísticas que sí han entrado en la fase uno, como es el caso de Baleares o Canarias».

«La decisión del Gobierno de mantener a toda la provincia en el nivel máximo de cierre resulta inexplicable y muy difícil de defender si se examinan los parámetros de transmisión del virus, de la gravedad de la incidencia del coronavirus y de los fallecidos registrados en nuestro territorio», ha apostillado.

En este punto, se ha preguntado si «¿Acaso no se dan factores de movilidad en la Comunidad Valenciana o en Cataluña, donde sí se ha aceptado la apertura por distritos sanitarios? ¿O no hay movilidad en el País Vasco, donde la incidencia del coronavirus ha sido mayor?».

Por ello, según Salado, «no es de recibo que el Gobierno no haya atendido la petición de la Junta de Andalucía de que la mayor parte del territorio de la provincia de Málaga, incluida la Costa del Sol pase a la fase uno».

Por último, ha agregado que «no nos parecen suficientes las explicaciones dadas por el Gobierno, porque se podían haber articulado, como hemos hecho hasta ahora con las fuerzas de seguridad y con las policías locales, controles para restringir el movimiento entre unas zonas y otras».

Espacio patrocinado por InmoMálaga, tu nueva inmobiliaria de confianza